Saltar al contenido

Remedios caseros para infección de garganta

Remedios caseros para infección de garganta

Nada más desagradable que un dolor de garganta. Lo más común es sufrir de dolor de garganta a causa de un resfriado producido por un virus. También pueden darse casos de una garganta inflamada por una infección bacteriana. En estos casos lo mejor es conseguir medicamentos para el dolor de garganta. Aquí tienes varias alternativas de remedios caseros para la infección de garganta que puedes preparar desde casa.

Enfermedades comunes de la garganta y sus causas

La garganta es un espacio tubular que tiene como principal función el paso de la comida hasta el esófago y de allí al sistema digestivo. También, sirve para permitir la entrada de aire a través de la laringe y la tráquea. Estas vitales funciones, hacen que tener la garganta enferma afecte nuestra calidad de vida.

Aun así, los problemas de la garganta son bastante comunes y por lo general no revisten gravedad. Si tienes una garganta irritada y tos, puedes sentir incomodidad, resequedaddolor al tragar. Esto puede ser ocasionado por diversas causas. Por ejemplo, la amigdalitis, las alergias, la faringitis, las infecciones por estreptococo, o el reflujo gástroesofágico.

Medicamentos para curar una infección de garganta

Los medicamentos para garganta irritada no son difíciles de conseguir. Los hay de venta libre que sirven para tratar los síntomas comunes como la inflamación. Algunos de estos medicamentos vienen en presentación de spray como Diclonina y Chloraseptic. Para aliviar el dolor puede utilizar paracetamol, naproxeno o ibuprofeno.

Incluso existen en la farmacia caramelos de menta, mentol o eucalipto, que proporcionan alivio del dolor en una garganta irritada y con tos.

Ahora bien, si tu dolor de garganta se debe a una infección como la faringitis, quizás debas acudir a tu médico para que te indique antibióticos que combatan la infección. Uno de los nombres de antibióticos para la infección de garganta más utilizado es la amoxicilina.

Remedios caseros para el dolor de garganta en niños

Los niños pequeños también pueden sufrir de dolor de garganta sobre todo cuando llega la temporada de invierno. Por lo general, a esta inflamación en la garganta de los niños se le denomina crup y suele estar acompañado de tos seca.

Si no quieres medicar a tu niño con medicamentos comunes, puedes optar por estos remedios caseros para la garganta inflamada:

  • Miel y limón: Uno de los remedios caseros para el dolor de garganta y tos más efectivos es este. Calienta medio vaso de agua y añade una cucharadita de miel. Luego exprime medio limón con bastante jugo. La ventaja de este remedio es que sirve para hacer gárgaras o tomarlo.
  • Agua y sal: Para una garganta inflamada, mezcla agua con sal y calienta para realizar gárgaras cada media hora.
  • Pimienta de cayena: Disuelve una cucharada rasa de pimienta de cayena en un vaso de agua a temperatura ambiente. Utiliza para que el niño realice gárgaras, durante el día.
  • Salvia: Hierve agua y agrega 25 gramos de salvia y deja reposar. Mientras aún está un poco caliente, sirve para hacer gárgaras y conseguir alivio de la garganta irritada.

¿Cómo curar la infección de garganta con remedios caseros?


Los remedios naturales han demostrado su eficacia contra el resfriado común y las enfermedades de la garganta. Además, tienen la ventaja de no tener contraindicaciones mayores para los adultos. Por eso, antes que los antibióticos que disminuyen tus defensas, prefiere alguno de estos remedios caseros para infección de garganta:

Gárgaras de limón, miel y cebolla

Por su gran poder antiséptico, el limón es uno de los mejores remedios caseros para la garganta inflamada. En cuanto a la cebolla, es eficaz gracias a la quercetina. Esta sustancia combate la inflamación de forma natural. Finalmente, las bondades antisépticas de la miel alivian el dolor de garganta causado por infección.

Ingredientes

  • El jugo de 2 limones.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cebolla cortada en trozos.
  • 1 litro de agua.

¿Cómo preparar?

Pon a hervir el agua y agrega la cebolla troceada. Luego, cuela la infusión de cebolla y agrega el jugo de limón y la miel. Realiza gárgaras con este remedio casero 3 veces al día. En poco tiempo verás cómo cede la garganta inflamada.

Té de miel y menta

Los ingredientes de este remedio casero sirven para limpiar y purificar. También alivian el dolor de garganta pues la miel es un calmante natural y contiene propiedades antisépticas. Por su parte, la menta es una hierba analgésica. Para aprovechar las bondades de la miel y la menta, prepara el té de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel pura.
  • 1 tallo de hojas de menta.
  • 250 ml. de agua.

¿Cómo preparar?

Toma el tallo de menta y ponlos en los 250 ml de agua a calentar hasta que veas el gua hervir. Baja del fuego y cuela el té de menta. Aún caliente, agrega la cucharada de miel y mezcla para que se disuelva bien. Bebe esta preparación cuando aún está caliente varias veces al día hasta conseguir alivio completo.

Té de jengibre

Esta raíz es más que solo un condimento en la cocina. También, es bien conocida por sus efectos antiinflamatorios y para combatir los síntomas del resfriado y una garganta irritada. Además, es económico y fácil de conseguir.

Ingredientes

  • 1 trozo de raíz de jengibre.
  • 1 vaso con agua

¿Cómo preparar?

Pon a hervir la raíz de jengibre en una olla con el vaso de agua durante 5 minutos. Aparta del fuego y tapa la infusión para concentrar el té. Cuela la infusión y deja reposar por 10 minutos. Se puede utilizar 3 veces al día para realizar gárgaras y el dolor de garganta desaparecerá.

Té de llantén

El llantén es una planta reconocida por sus agentes medicinales y propiedades antinflamatorias. Tantos las hojas como las semillas del llantén se pueden utilizar como antibiótico natural y combatir enfermedades comunes del tracto respiratorio.

Ingredientes

  • Hojas de llantén
  • 10 gotas de propóleos
  • 1 litro de agua

¿Cómo preparar?

Hierve una cazuela con agua y agrega las hojas de llantén. Retira del fuego y deja reposar tapada durante 10 minutos. Una vez tibia la infusión, agrega las gotas de propóleos. Estas gotas sirven para potenciar los efectos antibióticos del llantén. Con esta solución, puedes hacer gárgaras cuantas veces quieras al día.

Jugo de toronja

Las frutas cítricas son de los mejores remedios caseros para infección de garganta. El alto contenido de vitamina C, ayuda a desinflamar y alivia el resfriado causados por virus.

Ingredientes

  • 3 toronjas medianas

¿Cómo preparar?

Pela y retira las semillas de las toronjas. Coloca las frutas en un procesador de alimentos a máxima velocidad. De esta forma el jugo queda cremoso y con mayor concentración de nutrientes. Bebe unas tres veces al día hasta conseguir alivio definitivo.

Té de eucalipto

La planta de eucalipto es beneficiosa para las enfermedades respiratorias por sus propiedades expectorantes. Se utiliza en diferentes presentaciones como aceite esencial, en forma de vapores medicinales o infusión.

Ingredientes

  • Hojas de eucalipto
  • 1 litro de agua

¿Cómo preparar?

Realiza una infusión en agua hirviendo con las hojas de eucalipto y deja reposar hasta que este tibio. Con un paño cubre la cabeza e inhala los vapores del eucalipto durante 15 minutos. Si lo prefieres, puedes colar la infusión y beberla unas dos veces al día.

En conclusión, estos remedios caseros están al alcance de todos y son efectivos para aliviar una garganta irritada y con tos.

Tambien Te Puede Interesar

Califica!
[Total: 0 Average: 0]