Saltar al contenido

Remedios caseros para la neumonía

remedios caseros para la neumonia

Muchos remedios caseros para la neumonía están disponibles. Si estás estornudando, jadeando, tosiendo y con fiebre alta, entonces, existe una alta probabilidad de que hayas adquirido neumonía. Esta infección no solo es contagiosa, sino que también puede tener consecuencias potencialmente mortales.

Y si tienes niños o personas mayores en casa, debes tener mucho más cuidado. Pero no temas. Hoy te traemos algunos remedios caseros para la neumonía maravillosos que te ayudarán a tratar los síntomas de las primeras etapas. Sigue leyendo para saber más.

Remedios caseros para la neumonía y aliviar los síntomas

 

Cada plan de tratamiento para la neumonía incluirá algún medicamento antiviral, antibiótico o antimicótico para tratar la infección. Además, hay dos reglas que debes recordar al recuperarte de una neumonía:

Descanso adecuado: un cuerpo enfermo necesita mucho tiempo de inactividad para curarse. Abstenerse de la actividad física y descansar lo suficiente permite que el cuerpo se concentre en repararse a sí mismo.

Dieta adecuada: comer una dieta variada rica en alimentos integrales puede ayudar al cuerpo a sanar, y es esencial una adecuada ingesta de líquidos. El agua, las infusiones, las sopas y los caldos son formas fáciles de aumentar la ingesta de líquidos mientras te recuperas.

Además, hay algunos remedios caseros para la neumonía que pueden ayudar a aclarar los molestos síntomas. Entre qué remedios caseros sirve para la neumonía, las semillas de alholva son agentes terapéuticos potenciales para tratar una variedad de enfermedades. Un té hecho de semillas de fenogreco molidas puede aliviar la tos persistente.

Tienen propiedades antiinflamatorias potentes, para aliviar la inflamación y otros síntomas de neumonía. Las semillas de sésamo contienen fitoestrógenos, fuertes propiedades antimicrobianas. También poseen propiedades expectorantes y pueden aliviar la congestión y otros síntomas de la infección.

Remedios caseros para la neumonía y estilo de vida

remedios caseros para la neumonia

Si te preguntas qué remedios caseros sirve para la neumonía, en la mayoría de los casos se pueden tratar en el hogar, con los siguientes remedios caseros para la neumonía:

Usa un humidificador

Mantendrá tus vías respiratorias húmedas, especialmente cuando el aire esté seco a tu alrededor. También debes dejar de fumar y mantenerte alejado de los humos contaminantes. El humo agrava tus síntomas y puede prolongar tu tiempo de recuperación.

Hacer gárgaras de agua salada

Hacer gárgaras varias veces al día puede ayudar a eliminar parte del moco en la garganta y aliviar el dolor de la faringe. Solo debes mezclar un poco de sal con agua tibia o temperatura ambiente.

Cómo manejar la tos

Una tos puede desarrollarse al inicio de la neumonía, cuando el cuerpo está tratando de expulsar el líquido de los pulmones para deshacerse de la infección. Usar un supresor de la tos no es la mejor idea.

Es posible reducir la gravedad de la tos, con algunas formas simples e incluso jarabes caseros para mejorar las neumonías en niños. Tener dificultad para respirar es un síntoma de infecciones respiratorias, como en el caso de la neumonía.

Menta, eucalipto y té de fenogreco

Muchos tés de hierbas naturales para la neumonía pueden ayudar a calmar la garganta irritada. Pero las hierbas, como la menta o el eucalipto, pueden ser más beneficiosas. El jarabe de sábila para la neumonía también es una opción.

Las hierbas, incluidas la menta y el eucalipto, tienen un efecto calmante en la garganta de las personas con infecciones del tracto respiratorio superior. Estas hierbas pueden ayudar a romper la mucosidad y aliviar el dolor y la inflamación causados por la neumonía.

Té de jengibre o cúrcuma

El dolor en el pecho puede ser causado cuando alguien tiene una tos persistente. El tratamiento de la tos en sí puede ayudar, pero beber un té caliente hecho con jengibre fresco o raíz de cúrcuma también puede reducir este dolor.

Las raíces de estas dos plantas pueden tener un efecto antiinflamatorio natural en el cuerpo. Cortar un pedazo del tamaño de un pulgar de cualquier raíz y hervirlo en unas pocas tazas de agua puede proporcionar suficiente té para que dure todo el día. Puede usarse como uno de los remedios caseros para la neumonía en embarazo.

Remedios caseros para la neumonía: fiebre y escalofríos

remedios caseros para la neumonia

Una fiebre alta es otro riesgo en las personas con neumonía, y mantener la fiebre baja es vital para evitar complicaciones y como curar la neumonía en adultos. Los escalofríos son a menudo un síntoma secundario causado por una fiebre. Cuando la fiebre termina, los escalofríos pueden disminuir por sí solos.

Té de bálsamo de limón

Entre los jarabes caseros para mejorar las neumonías en niños, preparar este té puede alentar al cuerpo de una persona a sudar (es uno de los remedios caseros para neumonía para niños). Al hacer que el cuerpo sude, podría reducir su temperatura, también puede tomarse tibio como jugos para la neumonía.

Baño tibio o compresa

Remojar el cuerpo en agua tibia puede ayudar a enfriarlo (este es uno de los remedios caseros para neumonía para niños más antiguos).

Si no es posible bañarse, se pueden aplicar al cuerpo toallas o paños empapados en agua tibia para ayudar a que se enfríe. Una vez que las toallas se calientan, se puedEn sumergir en el agua y volver a aplicar.

Cómo tratar la neumonía naturalmente

La neumonía, cuando se trata en sus primeras etapas, puede curarse fácilmente utilizando los remedios caseros anteriores. También puedes tomar algunos consejos preventivos para evitar la recurrencia de esta infección.

Aceite de eucalipto

Se usa ampliamente por sus propiedades medicinales. Tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antibacterianas y descongestionantes, todas las cuales pueden ser útiles como remedios caseros para neumonía para niños.

Aceite de orégano

Posee propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas, que lo hacen efectivo como uno de los remedios caseros para la neumonía. También exhibe propiedades descongestivas, que pueden ser útiles para romper la flema y aliviar la tos y la congestión.

Té de diente de león

Las raíces del diente de león son ampliamente utilizadas por sus beneficios para la salud. Además de ser antiinflamatorias, también exhiben propiedades antimicrobianas, que pueden ser efectivas contra varios microbios como bacterias, virus y hongos.

Esto hace que las raíces de diente de león sean muy útiles entre los remedios caseros para la neumonía. También exhiben propiedades descongestivas que pueden ayudar a aliviar la tos y otros síntomas de neumonía.

Té de corteza de sauce

Las cortezas de sauce contienen polifenoles y flavonoides que tienen propiedades antisépticas y reductoras de la fiebre. Estos compuestos también mejoran la inmunidad general. Por lo tanto, la corteza de sauce es una gran opción para tratar la neumonía.

La mayoría de las personas notan que sus síntomas mejoran dentro de los primeros días del tratamiento con remedios caseros para la neumonía, pero puede llevar meses recuperarse completamente de la afección respiratoria. La neumonía puede ser grave y no debe tomarse a la ligera.

Califica!
[Total: 0 Average: 0]